La decisión inesperada de quedarse en la prisión en “La esperanza entre las manos” de Jaume Cabré rompe con las expectativas de la liberación

El cuento “La esperanza entre las manos” de Jaume Cabré trata sobre la historia de Oleguer y su plan para escapar del preso después de quedarse encarcelado por doce años.  Pero en el momento de ejecutar el plan, Oleguer decidió a quedarse en el preso para leer las cartas de su hija, Célia.   Esos cartas son “la esperanza entre las manos” de Oleguer y son el método de conectarse y aprender de la vida de su hija que está libre y viva.  La decisión inesperada del Oleguer de quedarse encarcelado para que pueda leer las cartas quizás hace un comentario en las expectativas de la liberación.  Para Oleguer, la liberación no viene con estar afuera del cárcel sino en el conocimiento de su hija, Célia.

Desde el principio del cuento, la preocupación de Oleguer es la liberación en saber algo de su hija.  Por ejemplo, el narrador dice que Oleguer está “Esperando todos los días, todos los minutos, todos instantes de la vida una carta que no llegaba nunca…” (43-44).  Especialmente, Oleguer está esperando una respuesta porque ha escrito a su hija de su cárcel y sabe que ella puede escribir, “¿Y por qué no me escribe ni siquiera una vez? ¡Una sola…!  Él le había mandado siete cartas en los primeros siete meses” (47).  Para Oleguer, estar en el cárcel prohibe la comunicación con su hija casi como un castigo social que él tiene que pagar para su delito.

La tensión del desesperado tiempo de espera del Oleguer continua alrededor de su doce años en el cárcel porque nunca había entregado ningún tipo de carta.  El narrador sigue que, “Un día, el alcaide anterior le dijo que, por lo visto, ella no quería contestarle, y eso le hizo desistir temporalmente de seguir mandándole cartas” (47).  Se puede ver que la mayor preocupación es oir algo de su hija en su propia escritura pero nunca llegue y eso afecta las acciones del Oleguer.  Específicamente, Oleguer dice “es lo único que pido, nada más, hola, padre; es lo que más deseo del mundo, Célia” (47-48).  Esta declaración de Oleguer presenta una rompe con las expectativas y deseos que normalmente se asocian por un hombre cárcelerado.  Lógicamente, es plausible creer que una persona en la posición de Oleguer desee su liberación de su condición pero no es el caso–Oleguer solo quiere una respuesta de su hija.

El cuento continua, “y así pasaron seis o siete años, [con Oleguer] esperando todos los días la carta de Célia” (48).  Con tanto tiempo de reflexionar, lo único que Oleguer pueda enfocar y pensar en es “…¿[Célia] por qué no me has escrito ni una sola vez en doce años, ni una sola? Tus cartas habrían sido mi esperanza” (51).  La esperanza de recibir sólo un carta de su hija dar fuerza a Oleguer para continuar esperando todos su momentos en el cárcel.  Además, se puede ver como Oleguer nunca había olvidado o quitado su esperanza de comunicar con su hija porque “seguía escribiéndome” (52) aunque Oleguer tiene sus dudas, “Célia está viva, pero no sé por qué no me escribe” (53).

Para tratar de reconectar la comunicación con su hija, Oleguer diseña una plan usando una llave de la cárcel para escapar. En el medio de la execución de su plan, Oleguer encuenta el alcaide y tiene una conversación con ella.  El alcaide primera pregunta si Oleguer ha “¿…recibido alguna carta alguna vez?” y por supuesto Oleguer responde con “Nunca” pero el alcaide continua para revelar que alguien por la nombre de Célia Gualter ha escrito muchas veces a Oleguer.  El alcaide, a través del diálogo dice, “–Todo esto son cartas de tu hija.  Escribe muy bien” (56) y sigue con la explicación de “…que su hija le escribía con regularidad una vez al mes y le contaba todo lo que sucedía, incluso el nacimiento de sus nietos” (57).  Antes de recibir noticia de esas cartas, Oleguer no tenía ninguna manera de obtener información sobre su hija–se queda tal ingonarente que parece que el alcaide conoce a su “hija mejor que él” (57).   Con aprender que su hija ha tratado de comunicarse con él, Oleguer “volvió a la celda casi sin fuerzas, con el objeto de su deleite fuertemente agarrado entre las manos” (57).  Se puede ver la énfasis en la importancia de las cartas para Oleguer.

Con regresar a su celda, Oleguer rompe con las expectativas de una persona en el preso con no tratar de escapar el preso.  Para Oleguer la liberación queda en esa montón de cartas que son una forma de esperanza para él–quizás son la esperanza de conocer y comunicar con su hija afuera del cárcel.  Por eso, Oleguer decidió algo inesperada que es “tengo que leer las cartas de mi hija.  Ya me escaparé otro día” (59).  Con leer las cartas, Oleguer da cuenta de la vida de su hija incluido su nietos y empieza a llorar quizás de alegría.

El final de cuento termina con, “aquello noche, por primera vez en doce años, [Oleguer] durmió plácidamente” (59).  Con la decisión de quedarse en la prisión, Oleguer encuentra su placer a través de leer las cartas escrita por su hija, Célia.  Aunque la expectativa sea que una persona cárcelerado desea la liberación de su celda, la forma de liberación para Oleguer es con la comunicación con su hija a través de la esperanza entre sus manos que son las cartas.

Advertisements

I Still Love You…

I carry with me our fond memories.  I miss you.  I wish I could just move on, but I had no idea how much I loved you till I couldn’t.

I obviously knew at the time that I liked you and cared deeply about you, but now I know how deep that love ran.  I have tried to move on. Believe me. It’s not easy.

You were special in a way that no one can compare.

I gave you part of me. My heart. My body. My soul. I so willingly gave without realizing I could not ask for them back when it was over.

I haven’t given myself since.

 

I’m First

June is rolling around the corner, but I am still in school.

I can’t believe it.

Finals are underway and I am frantically cramming and cranking out written pages.

After this finals week I will be done with my undergradaute career.

It has been an incredible journey.

To even get into a university was huge.

None of my family has even graduated highschool.

So when I checked that off the list, my family was satisified wiht my accomplishments.

But I knew that I HAD to keep going.

I had a knack for learning and thoruoghly enjoyed being mentally stimulated.

I am thankful that they have supported me through this journey.

I did this for all of us.

We are now college educated.

Vacío

Mi vida no es completa.

Existen faltas…

de amistad porque muchos de mis relaciones son superficiales;

de amor porque soy reservada y tímida;

de comida porque no lo merezco;

de creatividad porque solamente puedo trabajar cuando esté triste.

Soy vacío

……………..

Soy vacío

Pero llevo en mi corazón el deseo de llenarme con algo.  ¿De qué? no sé.

Necesito algo….

Soy vacío.

The universality of gun violence

It’s a typical Wednesday:

I meet with my writing Professor,

I get my Venti mango lemonade from Starbucks,

and I walk to Kresge Hall, my school’s language builiding.

 

Once I arrive, I begin to write my paper

With my music on blast.

Only to have this melodic background interrupted by a call.

 

It’s an unknown number from Evanston,

my school’s town.

I pick up not knowing exaclty what to expect.

 

An automated voice begins speaking

I almost habitually hang-up, but wanting a distraction from work I listen

To find out that there is an armed gunman on my campus.

 

I freeze and focus on the repeating line

THIS IS NOT A DRILL.

Grabbing my stuff, I run to find shelter.

 

I go to a trusted Professor

seeking shelter in his lockable office.

Blockading the door behind me.

 

I know exactly what to do

In school they train you for these types of events

Sit still, be quiet.

 

What’s most ironic is that today my school had a march out

With the goal of detesting gun violence

Only to be attacked hours later.

 

It’s fucked up.

The threat of gun violence is universal.

I would have never expected such an event to happen to me or my school community.

 

But it did.

 

And events like these will keep happening until stricter gun regulation is obtained.

 

 

Despertar Contigo

El sol saliendo

Nos ojos despertando

Las gallinas gritando

Mi mente pensado

 

¿Que vida es eso?

Mis experiencias no vale un peso

Pero lo más valeroso es su beso

Sientando su cuerpo en mi pecho

 

Empezamos lentamente

Con mi cuerpo en frente

Sé que voy a perder mi mente

Eres mi tipo de gente

 

Gente que ama

Por favor no digas nada a mi mamá

Tampoco a mi papá

No queiro esa fama

 

Vamos a empezar el día

Es bien fría

Pero tu corazón me calentara

Gracias por ser mía.

Seeing

Youg taught me how to love

I guess all I needed was a little shove

 

You taught me how to get there

In the middle of no where….

 

As we are traveling,

I see the world unraveling

 

Wondering what kind of life this is

Only to be comforted by your kiss

 

Thank you for being

My eyes are finally seeing.